SEO / Marketing online para abogados – Segunda parte

En un articulo anterior hablé de seducir a los clientes / mandantes potenciales. Dicho proceso de seducción se hará a través de los puntos siguientes:
A)Tener claro lo que los usuarios buscan y estar donde dichos clientes buscan:
Los usuarios buscan: abogado + [ciudad] Por ejemplo la palabra “abogado Madrid” y sus variantes (abogado en Madrid, abogados Madrid, etc) se buscan más de 5000 veces al mes.
También se busca un abogado por especialidad. Y es importante no ignorar que el cliente potencial usa expresiones a veces distintas a las que un abogado usa. El abogado civil es abogado de familia, o abogado de divorcios para una gran parte de los usuarios que buscan. La lista de palabras clave y sus frecuencias respectivas lo explican claramente:
abogado civil, abogados civiles, etc: 290 búsquedas mensuales
abogados de familia, abogados familia, etc: 1100 búsquedas mensuales
Lo que significa que hay que definirse TANTO como abogado civil COMO abogado de familia, ya que los dos conceptos se entrelazan, aunque los usuarios sean distintos.
Tampoco hay que ignorar las palabras claves como: “separación mutuo acuerdo” (480 búsquedas mensuales) o “tramites separación” (210 búsquedas mensuales)
También se busca por ciudad Y por especialidad. Ejemplo:
abogado divorcios Málaga (y variantes como abogados divorcio Málaga): más de 300 veces mensuales…
abogado divorcios Madrid (y variantes como abogado Madrid divorcios): más de 900 veces mensuales…
Preguntas o busquedas específicas
Muchos clientes, antes de acudir a un abogado, prefieren tener claro algunos conceptos antes de desembolsar dinero para una consulta. Las respuestas como cuánto cuesta un divorcio” o cómo se pide la custodia compartida encuentran respuestas en los foros. Dichas respuestas vienen a través de publicaciones escritas por abogados, que no dudan en dejar sus datos.

B) Tener visibilidad
Este punto tiene mucho que ver con el punto anterior, ya que el que más publica tiene más visibilidad. Muchas veces, cuando nos dan una tarjeta o cuando nos aconsejan un bufete, buscamos el nombre del abogado o del bufete en Internet. No cabe duda que si dicho abogado tiene muchas publicaciones en varios portales y canales de información, significa que no sólo sabe de qué habla sino también se arriesga a que le critiquen su profesionalidad. Este riesgo, lo asumen sólo los profesionales responsables. Las redes sociales tienen su importancia en ese aspecto.

C) Conseguir vínculos entrantes
Hay dos tipos de vínculos. Los que tienen mucha relevancia y los demás.
Los que tienen mucha relevancia son aquellos que salen de una publicación de interés y/o de un sitio web relevante donde este dicha publicación. Los demás vínculos empiezan a tener poco peso. El público objetivo de los servicios jurídicos ha evolucionado mucho en la última década. La gente ya no busca en las páginas amarillas ni en directorios. Un abogado no es como un médico de urgencias, se necesita más tiempo para elegir, no es cuestión de vida o muerte.

D) Generar confianza con un sitio web de calidad
Al igual que con un médico, el cliente deposita su confianza en el abogado. Este último tiene que hacer todo para no tener que convencer a su cliente potencial que es un buen profesional.
El sitio web debe ser una inversión prioritaria, con los criterios de usabilidad que Google ha integrado en su algoritmo. Lo digo para los que creen que una web antigua y no “usable” seguirá teniendo su sitio en el Top 10.
Mas allá del universo “Internet”, la modernización de la web refleja nuestro deseo de ofrecer a nuestros clientes un espacio en el que encontrará muchas respuestas. Unas de ellas son:
¿Puedo confiar en este abogado?
¿Sus conocimientos son actuales?
¿Es un buen profesional?
Es curioso, pero un sitio web bien diseñado, en la mayoría de los casos, aparta esas dudas. Porque antes de demostrar lo buen profesional que somo, primero hay que parecerlo…
Los 4 puntos mencionados son necesarios: ninguno de los 4 se puede obviar en el camino al éxito de la comercialización ONLINE de servicios jurídicos. Por eso, hay que elegir a una empresa experta en marketing online que sepa lo suficiente del sector jurídico para evitar problemas deontológicos, para poder enfocar las publicaciones hacia el interés del usuario, y para poder buscar el vínculo que une al abogado al cliente potencial.

Queda lo último: Dar el mejor servicio
Eso tambien es marketing online. El cliente satisfecho es nuestra mejor publicidad. Lo suficiente para que dejen reseñas en los portales especializados. No hablamos de ganar casos. El mejor servicio es darle a entender que se hará lo posible para velar por sus intereses, y cumplir con esa promesa. No se puede prometer éxito. De hecho, el código de ética de los abogados y la ley, no lo permiten, salvo en caso de condicionar la remuneración al éxito.

Eso sí, para conseguir un cliente satisfecho, primero tienes que conseguir un cliente. Y sólo es posible teniendo claro dos puntos:
-El público objetivo busca ayuda e información en Internet
-El publico objetivo contrata los abogados (re)conocidos
Por eso, hay que ser muy visible.

Jean-Marc Alma-Charlery
Especialista en SEO / Marketing en internet
www.absolutconsulting.de

Leave a Comment