El estado de derecho real y no solo formal: necesidad urgente de un poder judicial independiente.

La Justicia en España solo es posible si quienes tienen encomendada en la Nación la responsabilidad profesional de juzgar a sus semejantes, lo hacen desde la más absoluta independencia en sus resoluciones, con los medios humanos y materiales necesarios y con una legislación que ampare procedimientos eficaces que garanticen de manera real y no solo formal, el respeto al Estado de Derecho.
Porque precisamente el Estado de Derecho solo existe realmente, si las normas emanadas de su Poder Legislativo y las acciones de gobierno ejercidas por el Poder Ejecutivo, tienen la garantía y el control de un Poder Judicial que vele eficazmente por su posterior cumplimiento, que resuelva objetivamente los conflictos de intereses que se generan, protegiendo al más débil frente a los abusos del poder político o económico, o de la delincuencia, que unifique la interpretación jurisprudencial que resulte para casos similares, y en suma, que haga que el supuesto de hecho previsto en la Ley se convierta en realidad.

Por ello, desde Vox defendemos como principio irrenunciable de nuestra acción política, la división de Poderes en el Estado, como condición necesaria para que exista un verdadero Estado de Derecho, donde la libertad y la democracia dejen de ser meras formulas retoricas, para convertirse en realidad. El Poder Judicial no es un poder político, por lo tanto es un poder del Estado ejercido por profesionales expertos en Derecho, no por candidatos elegidos por los ciudadanos o por los partidos.

Defendemos por ello un Poder Judicial independiente de las injerencias de los partidos políticos, con recursos suficientes para cumplir con eficacia y profesionalidad la alta tarea encomendada, con retribuciones dignas para sus miembros, capaz de combatir con rapidez y eficacia el terrorismo, el crimen organizado, la corrupción política y económica, sin olvidar que los asuntos particulares de los ciudadanos requieren una respuesta rápida a la vez que bien fundamentada, en la que los justiciables puedan defender sus derechos frente a las Administraciones Públicas con igualdad ante la Ley, donde las resoluciones judiciales dejen de ser en muchos casos incumplidas y se garantice su ejecución efectiva, juzgando y haciendo cumplir lo juzgado en tiempos breves para que no deje de ser Justicia, donde los españoles sean realmente iguales ante la Ley y por tanto ante la Justicia, con independencia de su poder político, económico o social, donde hasta el más humilde de los ciudadanos pueda hacer valer su derecho ante la Justicia, y solo prevalezca el imperio de la Ley.
Es por ello que desde Vox promovemos la necesidad de acometer con urgencia, con el esfuerzo legislativo, presupuestario y la voluntad política precisa:

  • Recuperar las competencias administrativas para el Ministerio de Justicia, cedidas a las Comunidades Autónomas.
  • Crear un Consejo de la Justicia como órgano máximo del Poder Judicial, donde sus miembros sean elegidos directa y democráticamente por todos los operadores jurídicos.
  • Garantizar la unidad y jerarquía judicial en el Tribunal Supremo como máximo órgano de resolución e interpretación jurisprudencial.
  • Suprimir el Tribunal Constitucional, concebido como un órgano político y sustituirlo por una Sala Sexta de lo Constitucional en el propio Tribunal Supremo.
  • Creación de un Cuerpo de la Policía Judicial al servicio de la investigación judicial.
  • Promoveremos la supresión del indulto al ser una figura contraria a un Estado de derecho con un sistema judicial con todas las garantías.
  • La aprobación de un Estatuto de la Fiscalía que garantice realmente su independencia del resto de Poderes del Estado.
  • Así como una reforma profunda de la Administración de Justicia, con aplicación de las nuevas tecnologías en todos sus procesos.

Todo lo anterior no solo es posible, es imprescindible y urgente si se tiene la voluntad de construir una Nación más justa y donde la Justicia prevalezca a la arbitrariedad y la democracia a la actual partitocracia. En ello estamos algunos y cada vez somos más.

Javier Ortega Smith-Molina
Abogado y Secretario General del partido político VOX

Leave a Comment