¿Abrir una cuenta en el extranjero?

Se afanan algunas entidades financieras extranjeras domiciliadas en España y algunos asesores financieros en recomendar a sus clientes la apertura de cuentas en el extranjero, fundamentalmente en Luxemburgo y Estados Unidos. Y, al mismo tiempo, la Agencia Tributaria mantiene con ahínco una cruzada contra todo ahorrador e inversor que haya osado deslocalizar una parte de su ahorro, aunque sea cumpliendo con la legalidad y haya cumplimentado el famoso formulario 720, donde se confiesan ante Hacienda los bienes en el extranjero por un valor superior a los 50.000 euros.
No pasan más de seis meses sin que los máximos responsables de la Agencia Tributaria informen sobre sus pesquisas en lo que parece ser la principal acción contra el fraude fiscal.
Estas acciones le han permitido detectar un fraude de 1.100 millones de euros y conocer que los contribuyentes tienen 141.000 millones en el extranjero. Lo malo de este tipo de actuación es que se presentan cubriendo con un halo de culpabilidad a todo ahorrador que tenga una parte de su dinero fuera de España, aunque sea cumpliendo con lo que establece la normativa que entró en vigor en el 2013. Se presentan también como presuntos defraudadores incluso aquellos que necesitan tener una cuenta en el extranjero para el desarrollo de su negocio.

Tales irregularidades nunca prescribirán y las sanciones son de las que quitan el hipo.

Los contribuyentes tendrán que valorar si les compensa esa sobreexposición a la Agencia Tributaria, incluso para buscar una salida a las SICAV´s cuyas características fiscales actuales parecen tener los días contados, cualquiera que sea el partido o la coalición de partidos, que gobierne después del 26-J. Es posible también que, pasadas las elecciones, la Agencia Tributaria se avenga a distinguir entre los que son supuestos defraudadores y los que cumplen la ley colocando una parte de su dinero en el extranjero.

Rafael Rubio
Periodista especializado en economía y finanzas

Leave a Comment