Los consultores en Marketing Online no son pagafantas

Ha ocurrido otra vez. A mí no, sino a muchos colegas autónomos como yo. A mí ya no me ocurre. Ya no salgo a visitar a un cliente o a sentarme con él sin estar seguro que tiene claro lo que ofrezco.
¿Cuantos autónomos, sobre todo consultores en marketing online, se han sentado para hablar con un cliente y al final, resulta que este no ha entendido lo que ofrecemos? O, peor todavía; ¿no ha entendido que nuestro tiempo es oro?

Llevo más de 17 años de experiencia en el sector del marketing online y he visto de todo. He estado ahí, en la sala de parto cuando nació Google. Vale, miento, no estaba. Pero lo conocí cuando ya empezaba a andar. Niño tan prometedor como tímido, era difícil de imaginar que iba a ser una de las partes más importantes de mi vida y de la de miles de consultores en Marketing Online.

Ahora, Google tiene todo mi respeto. No solo porque entiendo de qué va el tema (menos mal, si no, me muero de hambre) sino porque además de ser un mercenario de Google, me convertí también en un apóstol suyo.
Como apóstol, no puedo permitir que alguien venga pidiéndome que le haga un SEO sin pensar que eso cuesta dinero.

Consultores, abogados y otras profesiones de asesoramiento.
El especialista en SEO, el experto en Marketing online, es ante todo un consultor de empresas. No ha llegado aquí por haber navegado mucho en internet, sino porque ha estudiado. Tiene una carrera: es diplomado, licenciado, ingeniero informático, con posgrados. Se ha ganado el derecho de ser tratado como cualquier otro consultor de empresas. Cada consultor tiene su especialidad, pero la base es la misma. Mejor todavía, la meta es la misma: transformar la función comercial de una empresa  en un algoritmo de rentabilidad. En un “algoritmo de sentido común comercial”. Esta última expresión es fruto de mi creatividad lingüística, pero tiene mucho sentido, además de ser muy bonita. Pero no estoy aquí hoy para lucirme, así que no la desarrollaré más. Por ahora.

Hoy, ahora, es el momento perfecto para defender los intereses de mis colegas, que por miedo a no conseguir al cliente, pierden tiempo visitándole, sin asegurarse de cobrar como mínimo el tiempo de consulta. Esta práctica tiene que acabar.

“Si no tienes presupuesto, no nos llames. Si no tienes claro que tienes que invertir en algo para ganar dinero, cierra tu empresa. Si no tienes claro que la visibilidad que te damos en Google es la más rentable del momento, entonces te queda bastante para ser un empresario con visión.” Eso es lo primero que hay que pensar, e incluso decir, en caso necesario, aún sin conocer al posible cliente.

Porque llegar a sentarnos delante un empresario requiere unas cinco horas de preparación. Hay que estudiar su situación, su existencia online, sus competidores…
Nosotros consultores en marketing online, nos sentamos delante de brokers, de inmobiliarias, de abogados, de gerentes de pymes. Cada uno con un mercado distinto, un producto distinto, un servicio distinto. Llegamos preparados a esta entrevista a la que nos invitan. Llamamos a colegas para plantear acciones comunes que suman competencias comerciales e informáticas…

No nos conviertas en pagafantas de empresas.
Puede ser que tengamos que pasar tiempo contigo para informarte y para formarte, aunque sea mínimamente, de los conceptos más elementales de nuestra profesión. Pero este tiempo te lo cobraremos. Piensa en que el valor de 50€ la hora (más desplazamiento) está más que justificado para recibir información nuestra sobre el SEO o sobre Google Adwords.
Te haremos el sitio web, el sistema de gestión, el CRM, el ERP, la tienda online, la campaña de Marketing que quieras. Montaremos la herramienta de Business Intelligence que necesites para tomar decisiones enseguida.

Haremos que la complejidad de tu empresa se transforme en algo sencillo.
Ese “algo sencillo” es el resultado de nuestro trabajo. No nuestro trabajo en sí.
Porque el “algo sencillo” en el que tú piensas antes de conocernos se lo vas a pedir -probablemente y en primer lugar- a tu cuñado, a tu hermano que está en primero de carrera…Incluso a tu amigo, el friki entre los frikis. A nosotros no nos vas a llamar a la primera. Pero lo harás cuando caigas en la cuenta de que nunca has llamado a tu cuñado para que te arregle la lavadora. Ni a tu hermano para que te haga un empaste.

Sin embargo, nosotros hacemos cosas más complejas. Y antes de hacerlas, las preparamos pensando en cómo el usuario va a reaccionar, como vamos a optimizar su camino hasta la decisión de compra.
En nosotros, encontrarás un creativo, un programador, un representante de tu público objetivo.

Pero, lo mejor de todo, es que hablando con nosotros, estarás hablando con un empresario. Y como empresarios, ambos  sabemos muy bien que estás haciendo una inversión, no sólo solucionando un problema, y que esa inversión tiene que ser obligadamente rentable.
Por eso es tan importante que de antemano, nos entiendas y nos trates de tú a tú a nivel profesional. Somos empresarios que trabajamos en algo emergente, que no para de crecer y desarrollarse a un ritmo vertiginoso. Necesariamente dinámicos. Y entregados, por tanto, a su tarea como pocos.

Nuestro trabajo será tan extraordinario como tus objetivos. Y tus objetivos serán tan extraordinarios como tu persona.

Atrévete a ser extraordinario.
Atrévete a trabajar con personas que buscan la sencillez de lo complejo
Atrévete a crear nivel. A pagar conocimiento.

Porque aunque seamos apóstoles de Google, somos mercenarios del marketing. No nos hagas perder el tiempo.

Jean-Marc Alma-Charlery
Consultor de empresas
Especialista en Marketing Online
http://www.absolutconsulting.de

Leave a Comment