Señores, déjense ayudar

“Señores, déjense ayudar”

Después de acumular experiencia y experiencias profesionales a lo largo de lo que llevo de vida laboral, me he atrevido, y voy a cometer el atrevimiento (soy licenciado en Biología, las letras no son mi fuerte) de escribir y plasmar en negro sobre blanco algunas de mis reflexiones.

La primera reflexión sobre la que quiero hablar es la tozudez y el miedo al cambio que tienen algunos gerentes y directores de empresa, generalmente de pequeño tamaño.

Me dedico a labores comerciales, y en los últimos 6 años, trabajo en el sector de la consultoría en comunicaciones, en particular, implanto sistemas de Voz IP. La Voz IP es un producto ganador 100% en el mercado de nuestro país, cada uno de los sistemas de Voz IP que he instalado en estos años, ha generado un ahorro para la empresa desde el primer mes de funcionamiento, ha mejorado los servicios existentes y ha cubierto las necesidades reales del cliente. Es un producto que siempre genera una relación win-win con el cliente.

Venimos (algunos  continúan allí)  de una época de tecnología digital, con un monopolio en la cual los precios y servicios ofrecidos están totalmente obsoletos. Una época en la que en las empresas, la factura de teléfono no se revisaba, solo se contabilizaba, porque no había otra opción.

Los tiempos han cambiado, el mercado de las telecomunicaciones también, y sobre todo tenemos una nueva tecnología en comunicaciones, la Voz IP, todo se encamina hacia ahí.

Vayamos al quiz de la cuestión, en 2017 sigue habiendo empresas con facturas y servicios de los años 90, costes muy elevados, servicios sobredimensionados, falta de mantenimiento, etc…algo realmente inexplicable.

Inexplicable porque seguro que algún comercial o consultor ha intentado ayudar a esa empresa a dar el paso y cambiar, y digo ayudar, porque realmente la implantación de un sistema de Voz IP, es un proyecto ganador. Sé que las comunicaciones son un elemento estratégico en una empresa, pero precisamente,  es en lo esencial donde debemos dejarnos asesorar para optimizar.

Entonces, ¿qué es lo que está frenando el cambio? El miedo. El miedo a cambiar algo establecido, el miedo a lo nuevo y desconocido, el miedo a arriesgar y perder, y muchas veces, muchos clientes con los que he trabajado, han tenido el miedo a dejarse ayudar.

Señores, en todos los aspectos de la vida necesitamos ayuda y asesoramiento. Nos ponemos en manos de profesionales y nos dejamos aconsejar todos los días. Arriesgamos en nuestras decisiones.

Manejando una empresa necesitamos todavía más apoyo y compañía para llegar a buen puerto, no podemos ser patrón y marinero. Está claro que cualquier decisión es más fácil si se minimizan los riesgos, pero para eso estamos los comerciales y consultores, para intentar reducir esos riesgos, con un producto 100% ganador.

“señores déjense ayudar”

Gonzalo Folgueira López

Absolutconsulting

COMENTARIOS

Leave a Comment